Hoy tengo ganas de contaros como está siendo mi experiencia como fotógrafo de la Fundación CB Granada. Para los que me seguís en mis redes sociales ya estáis al tanto de que estoy cubriendo los partidos del Coviran Granada de LEB Plata para la revista digital Basket Nazarí y en esta publicación quiero hablaros un poco más en profundidad de esta experiencia.

Todo empezó a finales de Agosto cuando el director de la revista, Álvaro Barbero, se puso en contacto conmigo a través de Facebook para ofrecerme la posibilidad de trabajar con ellos. Me propuso ayudarle a cubrir los partidos del club, principalmente los del primer equipo dirigido por Pablo Pin, en El Palacio.

Está claro que no pude rechazar la oferta, en primer lugar por el simple hecho del interés que mostró Álvaro en mi trabajo, eso a cualquiera le hace ilusión y más cuando se está empezando. Además, esta oportunidad me brindaría la posibilidad de seguir aprendiendo, mejorando como fotógrafo deportivo en un deporte en el que no tenía experiencia, el baloncesto, deporte que he practicado durante más de 12 años. Si a eso le sumamos que sería cubriendo los partidos del Coviran Granada y en el Palacio de Deportes… ¿Qué más puedo pedir como fotógrafo y aficionado al baloncesto?

Desde que Álvaro habló conmigo hasta el inicio de la pretemporada pasaron sólo 7 días, donde los nervios me acompañaron gran parte del tiempo, donde leí muchas publicaciones en internet con consejos sobre fotografiar partidos de baloncesto y en los que no paré de darle vueltas a como sería cubrir un partido del Coviran Granada.

Llegó el día del debut, tanto para el equipo rojinegro como para mí, era un encuentro a puerta cerrada, un martes por la tarde, en el que se midieron al CB Benahavís. Tras un largo día de trabajo, llegaba al Palacio con la intención de hacer mi propia pretemporada para ir soltándome en este terreno y dejar de lado los nervios, los cuales he de reconocer que en la mitad del primer cuarto se esfumaron y me han permitido sentirme muy cómodo desde el principio de esta experiencia. 

Las fotos que hice durante los primeros partidos salieron bien para el resultado que yo esperaba, aunque quien me conoce sabe que nunca quedo contento con el resultado, yo soy de los que dicen “siempre puede salir mejor”. De todas formas, a medida que avanzan los encuentros en el calendario voy desenvolviéndome algo mejor e intento ir corrigiendo los errores que voy detectando para así conseguir unas mejores fotografías.

A pesar de todo, he recibido bastantes felicitaciones, de gente que no conocía antes de empezar con esta aventura, por el trabajo que voy realizando, esto es algo que me anima aún más a seguir trabajando duro para seguir mejorando y aprendiendo. 

Otra de las muchas cosas positivas que puedo sacar de esta experiencia como fotógrafo de la Fundación CB Granada, es que he tenido la suerte de conocer a Fermín Rodríguez, fotógrafo granadino al que sigo desde hace mucho tiempo, encargado de hacer las fotos oficiales del club y del que espero seguir aprendiendo.

Y hasta aquí, no me quiero extender más, ya os iré contando más adelante como va la experiencia y si queréis ver más fotos os invito a que me sigáis en mis redes sociales.